ARNOLDO, EL PADRE VALIENTE

El papá de Goliat era el hombre forzudo del circo Tinitón, que hacía giras por todo Chile. Al presentar una función cerca de la granja de Tata Toro, el señor Arnoldo cayó prendado de la pequeña y dulce Rosina y se quedó en el campo, convirtiéndose en agricultor.